Las Comisiones Unidas de Agricultura y Estudios Legislativos Segunda aprueban dos iniciativas para el fomento y protección del Maíz Nativo mexicano

-A pesar del voto de abstención del PAN, PRI y PRD

“Soy parte de un movimiento nacional y profundamente humanista”: Ana Lilia Rivera Rivera

Las Comisiones Unidas de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural y de Estudios Legislativos Segunda del Senado de la República, aprobaron el día de ayer las dos iniciativas de ley promovidas por la senadora Ana Lilia Rivera Rivera en relación al reconocimiento, fomento y protección del maíz nativo mexicano.

Durante su intervención, la senadora tlaxcalteca alentó a sus compañeros legisladores, quienes pertenecen a ambas comisiones, a “honrar a nuestros pueblos indígenas y a nuestros campesinos” a través de la aprobación de la “Ley Federal para el Fomento y Protección del Maíz Nativo”, que declara al maíz nativo como “Patrimonio Alimentario Nacional”, así como la aprobación para declarar el 29 de Septiembre de cada año como el “Día nacional del Maíz”.

La primera iniciativa, que fue presentada ante el pleno el día 25 de abril del año en curso, señaló que los gobiernos anteriores habían “dejado de lado la agricultura tradicional” para enfocarse en construir “una arquitectura legislativa que favorece a las grandes empresas productores de semillas genéticamente modificadas”, haciendo referencia al “uso excesivo de agroquímicos” que han provocado “estragos en la economía de las comunidades”. A partir de este diagnóstico, la senadora de morena señaló que “el Estado debe buscar proteger la biodiversidad de las especies ante los riesgos que representan los organismos genéticamente modificados mediante medidas administrativas, legislativas y de cualquier otro tipo”.

Por lo tanto, esta iniciativa propone, en primer lugar, declarar al maíz nativo como Patrimonio Alimentario Nacional; fomentar el desarrollo sustentable del maíz; promover la productividad, competitividad y biodiversidad del maíz nativo; promover las actividades de los productores originarios; y establecer los mecanismos de protección al maíz nativo en cuanto a su producción, comercialización, consumo y diversificación constante.

En cuando a la segunda iniciativa, la cual presentó Rivera Rivera el pasado 12 de septiembre, tiene como finalidad revindicar la importancia del maíz para nuestro país en sus distintos ámbitos: cultural, alimentario, económico e internacional, reconociendo, principalmente, que el maíz significa “un principio vital y un elemento de la cosmovisión de los pueblos indígenas”.

Por otra parte, esta iniciativa acentúa que la importancia del maíz no se reduce únicamente al ámbito simbólico y cultural, pues su cultivo y comercialización “son factores importantes para la economía mexicana, ya que ésta planta sigue siendo el cultivo básico para el autoconsumo de comunidades campesinas e indígenas con un consumo promedio per cápita al año de 196.4 kg de maíz blanco”.

Por último, la senadora Ana Lilia Rivera indicó que estos dictámenes son generosos, “pues no atentan contra ningún interés nacional”. El próximo martes, ambas iniciativas serán votadas ante el pleno del Senado de la República.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *