Senadora de Morena presenta iniciativa para reformar la Ley de Amparo

Ana Lilia Rivera busca eliminar el principio de estricto derecho en los juicios de amparo indirecto, para dar lugar a una suplencia de la queja para todas personas que sufran violación a los derechos humanos

La Senadora de la República por el Estado de Tlaxcala, del grupo parlamentario de morena, Ana Lilia Rivera Rivera presentó en la Cámara Alta una iniciativa que busca reformar el artículo 79 de la Ley de Amparo para eliminar el principio de estricto derecho en los juicios de amparo indirecto; dotándola de “sencillez”, de acuerdo con el estándar de la Convención Americana de Derechos Humanos en su artículo 25.1 en materia de protección judicial.

Durante la exposición de la senadora en la tribuna, señaló que “con esto se pretende reivindicar al juicio de amparo mexicano como un verdadero medio de protección de derechos fundamentales”. Además mencionó que los instrumentos internacionales como la Convención Americana, también conocida como “Pacto de San José”, “establece la obligación de los estados parte de garantizar la existencia de un recurso efectivo, rápido y sencillo, que las personas puedan hacer valer ante los jueces o tribunales competentes para ser amparadas contra actos que violen sus derechos fundamentales”.

Reconoció que a pesar de que la constitución mexicana en juicio de amparo se inspiró en el Pacto de San José, irónicamente nuestro juicio constitucional “ha quedado lejos de ser un recurso sencillo ya que, se encuentra plagado de tecnicismos y rigorismos que lo vuelven sumamente complejo e inaccesible para las personas que no cuenten con una formación jurídica especializada”.

Por último, la senadora hizo un llamado a sus compañeros legisladores de contribuir con el mejoramiento de la justicia constitucional en México colmando una de las insuficiencias de la reforma a la Ley de Amparo del 2013, a fin de “dar aplicación general a la suplencia en la deficiencia de la queja y anular el principio de estricto derecho en el juicio de amparo indirecto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *