Tlaxcala, ejemplo nacional en la prohibición del maíz transgénico

El presidente Andrés Manuel López Obrador rindió el día domingo el informe presidencial a un año de gobierno ante más de 140 mil asistentes.

Desde el templete de la Plaza de la Constitución del Zócalo de la Ciudad de México, el titular del ejecutivo, Andrés Manuel López Obrador, habló el domingo pasado de los logros que se han implementado durante este primer año de gobierno, asegurando haberse cumplido 89 de los 100 compromisos que prometió al inicio de su sexenio.

Entre los logros mencionados por el Presidente de la República, destacó los relacionados al campo, donde presumió la prohibición de la producción de los maíces transgénicos: “El sembrador que cultiva su propia parcela recibe un apoyo de cinco mil pesos mensuales. Así, arraigamos a los campesinos jóvenes a la tierra, reducimos la migración, producimos madera, frutas y alimentos, rehabilitamos la selva, el bosque y rescatamos y protegemos la flora y la fauna nativa; en fin, se siembra vida. Estamos evitando, además, la sobreexplotación de los mantos acuíferos e impulsando el crecimiento poblacional hacia el Sureste, donde se encuentra el 70 por ciento del agua del país. Se prohibió el empleo de semillas de maíz transgénico y la explotación de hidrocarburos con la práctica del fracking”, detalló el primer mandatario.

De esta manera, reconoció la importancia nacional y la lucha que ha caracterizado a la senadora Ana Lilia Rivera Rivera quien ha posicionado al Estado de Tlaxcala como ejemplo legislativo para la prohibición en la siembra y experimentación con semillas nativas de maíz; pues fue en el año 2011, cuando la en ese entonces diputada y ahora senadora de la República logró instrumentar por primera vez en la historia la Ley de Fomento y Protección al Maíz como Patrimonio Originario, en Diversificación Constante y Alimentario del Estado de Tlaxcala, situando a este Estado de la República como el primero en proteger las semillas nativas de maíz ante los grandes consorcios internacionales que pretenden apoderarse de las semillas criollas a través de la producción de los transgénicos.

Desde entonces, ante este logro, Rivera Rivera es una de las figuras políticas emanadas de la lucha social más importantes del país en la defensa de la soberanía alimentaria y la sana alimentación; pues actualmente es la principal promovente a nivel nacional de la Ley Federal de Fomento y Protección del Maíz Nativo misma que fue votada por el Senado de la Republica el pasado 24 de septiembre.

Dicha ley es preponderantemente declarativa de derechos humanos a la cultura y sana alimentación a través del maíz nativo; siendo esta la primera ley antineoliberal que se levanta como una bandera de reivindicación histórica de los campesinos, indígenas y de la soberanía alimentaria; representando una defensa histórica en contra de las empresas nacionales e internacionales que pretenden imponer el registro de propiedad intelectual sobre el maíz nativo y sus variedades, lo que constituye una amenaza latente ante los tratados internacionales que México ha ratificado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *