El SAGA dio inicio a la historia progresista de la República de Tlaxcallan

Los sueños de cientos de miles de guerreras y guerreros tlaxcaltecas llegó a su esplendor el pasado miércoles 23 de marzo. El ingeniero Juan Carlos Sánchez García, el SAGA, hizo su aparición en el Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE) para registrarse como candidato a la gubernatura por el partido Redes Sociales Progresistas (RSP). Los reflectores apuntaron a su llegada, la emoción se sentía de las amigas y amigos que buscan el progreso de Tlaxcala.

El SAGA entró a las instalaciones del ITE de la acompañado del Presidente Nacional del Consejo Directivo de RSP, José Fernando González, y, también de Aurora Villeda Temoltzin, Dirigente Estatal de RSP Tlaxcala.

En otro lado, en el estadio Eligio SAGA, aspirantes a ocupar un cargo de elección popular, militantes, simpatizantes y medios de comunicación esperaban su llegada. La fiesta apenas estaba apunto de comenzar.

Un grito se escuchó a lo lejos: «¡Ya llegó SAGA!». Todas y todos se pararon para recibir a quien le gritaban entonando: «¡SAGA  GOBERNADOR!». La chispa fueron los gritos que retumbaron el estadio, aplausos y las sonrisas relucieron los destellos del cálido día que se sentía en el aire. Sin olvidar las cientos de cámaras que guardarían su llegada para la posteridad tlaxcalteca. De norte a sur, de este a oeste, personas de todos los municipios, comunidades, colonias y rancherías aparecieron en el festejo para atestiguar el comienzo progresista.

El momento esperado por todas y todos había llegado.

Tomaron protésta las estructuras de Redes Sociales Progresistas (RSP). Los aplausos, porras y gritos volvieron a retumbar. Acto seguido: el discurso. Con su simpatía y sencillez que caracterizan a Juan Carlos Sánchez García comenzó con ello. Fueron 3 puntos claves que hicieron caer un par de lágrimas, enchinar la piel y acelerar los latidos del corazón: su apuesta es rescatar y sanar a Tlaxcala de la pobreza que nos encontramos; quiere pasar a la historia de Tlaxcala sin robar un solo peso del presupuesto; y el destello final. “!Recuperemos la grandeza y el esplendor de la antigua República de Tlaxcallan, con la ayuda de todas y todos los guerreros tlaxcaltecas¡”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *