Se agrava el problema de la basura en calles de Apizaco.

Para la sindico municipal Marina Aguilar el servicio no falta a diario para sus negocios.
Por: Juan Vazquez
Apizaco, Tlax.- El sistema de recolección de basura sigue operando de manera deficiente y para beneficio de unos cuantos representantes municipales, entre éstos la Sindico Marina Aguilar. denunciaron vecinos del primer cuadro en esta urbe rielera.
A escasos nueve meses de la presente gestión encabezada por el panista Pablo Badillo Sánchez, el problema se ha extendido a todas las calles del centro y periferia de la ciudad de Apizaco.
Tal y como puede apreciarse en la gráfica obtenida por este medio de comunicación, esquina de las calles Juárez con 2 de Abril, montones de basura sobre el camellón y por doquier parte; lo mismo en colonias que unidades habitacionales y las siete comunidades que conforman está demarcación, expresaron.
En este mismo sentido pidieron a Badillo Sánchez, tome cartas en el asunto, de lo contrario en próximas fechas tomarán la decisión de depositar sus bolsas con basura frente al edificio del Ayuntamiento, como forma de protesta, advirtieron.
Por otro lado, piden a la sindico del Ayuntamiento, Marina Aguilar, informe públicamente del estado que guarda el parque vehicular destinado para dicho servicio.
” A dónde va a parar el dinero de los impuestos destinados a la reparación de los camiones compactadores y el personal de servicios municipales” inquirieron.
La señora en lugar de hacer su trabajo anda en plena campaña, inaugurando bares de sus familiares en donde se “pone hasta las chanclas”.
No obstante en días pasados fue evidenciada debido a que goza de un privilegio, como el servicio de recolección de basura hasta el interior de su fábrica de pasteles.
Situación a la que los inconformes calificaron como “arbitraria e inmoral”, por abusar del cargo.
Por otro lado, ya que ni Apizaquense es, sin embargo, como ha sido el estilo de las administraciones panistas en forma sucesiva desde hace cinco administraciones, lo único que saben es despacharse con la “cuchara grande”, acotaron.

Deja un comentario